sábado, 21 de diciembre de 2013

El flujo en el juego y la escuela autotélica

Hace un año escribí la crítica y conciliación de la ludificación. Desde entonces mi postura sobre la relación —que debiera ser íntima y total— entre juegos y educación superior ha madurado. Nuevamente regreso al tema, introduciéndome con mayor profundidad en los postulados de Mihaly Csikszentmihalyi y su teoría del flujo como base para postular una escuela autotélica.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Perspectiva ampliada del juego en Freud

Así que estudié un poco sobre el psicoanálisis. Decidí, pues, encontrar la relación entre esta disciplina y mi objeto principal de estudio, los juegos. Leí lo que escribe Sigmund Freud sobre ello y lo relacioné con los postulados de Huizinga, Caillois y McGonigal. El resultado es el siguiente ensayo.


Ahora que lo pienso, debí haber incluido aunque sea como nota al pie de página lo que escribe Huizinga sobre la poesía (que, por cierto, Freud al hablar de ella se refiere a la literatura en general). Pone a la poesía como la actividad que se mantiene más puramente dentro de la esfera de lo lúdico. O sea que, desde esta perspectiva, se relaciona aún más con el juego, reforzando mi opinión de que juego y fantaseo (siendo éste necesario para la creación poética) corren paralelamente y que no son diferentes etapas de un fenómeno.

martes, 16 de julio de 2013

El surgimiento de la ética

En este ensayo trato, básicamente, de encontrar dónde reside lo que es bueno y lo que es malo y cómo una sociedad ha de determinarlo. Para lograrlo, repasé a Hegel y a Dennett, regresé también a la teoría crítica. Estos autores han dejado su marca en mi y traté de unirlos en un solo texto. No fue fácil. Y aunque creo que todavía, desde mi nueva postura, hay mucho que desarrollar sobre el surgimiento de la ética, estoy bastante satisfecho con el resultado. Me quedaron algunos textos pendientes, principalmente, quisiera analizar más a profundidad la Ética de Fichte.

martes, 11 de junio de 2013

Propuesta teleológica de la educación

En este texto de marzo de 2013 fue la primera vez que traté de articular mis nuevos pensamientos sobre el porqué de la educación y mi papel como docente. ¿Cuál debe ser el fin de la educación ante los problemas de la sociedad actual? Así que, nihil novi sub sole, realmente. Desde entonces he encontrado más armas para defender mi postura. Aun así, considero que hay algunos puntos interesantes que merecen la pena ser compartidos.


El texto no cuenta con una estructura de ensayo tradicional, sin una introducción o conclusión formales. No es más que un apunte o un esbozo. Se puede considerar a este artículo como una continuación retroactiva del pasado, Una mirada sociológica sobre el sujeto de la sociedad industrial (realmente fue escrita después), en donde me detengo más en el análisis de la sociedad con que inicia la propuesta teleológica.

sábado, 25 de mayo de 2013

Una mirada sociológica sobre el sujeto de la sociedad industrial

Leer a Durkheim y otros teóricos sociales me cambió. Me abrió nuevos horizontes. Me hizo ser consciente de algo que probablemente ya estaba dentro de mi, pero que tomó un nuevo sentido; me hizo adquirir una nueva perspectiva sobre la realidad humana, al fomentar lo que llamo la mirada sociológica. El gran aporte de la sociología sobre el estudio del sujeto y su entorno fue entenderlo como parte de un todo social. "No se puede hablar de un hombre apartado de los demás, fuera de la sociedad, ya que éste no sería hombre", escribí en algún lugar.

Esta visión externa al individuo permite su estudio crítico y a través de ella es que procedí a escribir el siguiente ensayo. La sociedad actual debe ser cambiada, existen demasiados problemas, en eso estamos todos de acuerdo. Pero ¿qué es lo que causó que el mundo de hoy fuera como es y cómo ha de ser cambiado? Aquí trato de reflexionar sobre el tema.


Sé que la cita de Paulo Freire con la que empiezo este ensayo ya la he usado antes, pero no me importa, me gustan mucho esas palabras.